La CAL se dirige a Europa ante la «SORDERA» de Barcala

La CAL ha hecho uso de sus derechos y ha remitido una carta a la Comisión de Medioambiente, Cambio Climático y Energía, que forma parte del Comité Europeo de las Regiones, y ha formulado una pregunta ante el Parlamento europeo a través del eurodiputado Manu Pineda.

“[…] para la CAL ya es hora de exigir que se pase de las declaraciones, que se quedan en el papel, a los hechos.”

CAL, 8 de noviembre de 2022

Ante la cerrazón y la negativa sistemática del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante —regido por el Sr. Barcala— para debatir, al menos, alguna de las alegaciones presentadas por las asociaciones y la ciudadanía al Plan local de residuos de nuestra ciudad, la CAL ha hecho uso de sus derechos y ha remitido una carta a la Comisión de Medioambiente, Cambio Climático y Energía, que forma parte del Comité Europeo de las Regiones y ha formulado una pregunta ante el Parlamento europeo a través del Eurodiputado Manu Pineda.

Tanto la carta como la pregunta están oficialmente registradas en los organismos pertinentes, quedando a la espera de sus respuestas.

La CAL ha tomado esta decisión consciente de los perjuicios que acarreará al medioambiente, y a la propia ciudadanía, la implantación de un Plan que, como en repetidas ocasiones hemos señalado, no solo incumple la legislación vigente si no que hace inviable alcanzar los objetivos de reciclaje que exige la Unión Europea.

Alicante es una ciudad que, en teoría, está comprometida con el medioambiente pues, no en vano, el mismo equipo de gobierno que desoye a la ciudadanía declaró la emergencia climática en septiembre de 2019. Sin embargo, desde entonces no se ha hecho absolutamente nada por cambiar una situación a todas luces insostenible.

Han pasado cuatro años y únicamente se ha aprobado un plan local que incumple la legislación autonómica (art. 14; art. 19 y art. 43 del Decreto 19/55 de la Generalitat Valenciana); la legislación nacional (ley 7/2022), y la Directiva (UE) 2018/851 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 30 de mayo de 2018, que modifica la Directiva 2008/98/CE sobre los residuos, y establece los objetivos que se han de lograr.[1]

Así se encuentran los alrededores del Hospital de Neurociencias

Por este motivo afirmamos con total rotundidad que, salvo que se acometan las modificaciones pertinentes, es absolutamente imposible llegar a los porcentajes que exige la ley implementando el plan local aprobado.

Esto no es una opinión; esto lo afirmamos en base a los datos oficiales de la memoria 2021 del Centro de tratamiento de residuos (CETRA) que sitúan los porcentajes de reciclado escandalosamente por debajo de lo que señala la normativa. Por todo lo anterior, y a sabiendas de que lo que se juega la ciudad de Alicante en materia de medioambiente y, por ende, de calidad de vida, es esencial para la ciudadanía, es por lo que esperamos que las respuestas tanto de la Comisión de Medioambiente del Comité Europeo de las Regiones, como del Parlamento europeo sea acorde a la importancia de lo que planteamos en ambos documentos.


[1] 2025: 55% en peso para el reciclado de residuos municipales; 2030: 60% y 2035 hasta el 65%.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies