El concejal Villar insiste en no decir la verdad y la CAL no lo va a tolerar

Coordinadora Alicante Limpia, 18 de marzo de 2023

Los incumplimientos del Plan Local de Residuos del Ayuntamiento de Alicante

Respecto a las nuevas leyes de residuos estatal y de la GVA (parte I)

Hoy abrimos una nueva serie sobre los incumplimientos legales del Plan local de residuos. Lamentablemente hay tantos que no podemos reseñarlos todos en un solo artículo, pues se convertiría en un texto de decenas de páginas.

Conviene saber que la nueva ley de residuos de la Generalitat Valenciana (5/22 de noviembre, de residuos y suelos contaminados para el fomento de la economía circular en la Comunitat Valenciana) incorpora y amplía la ley estatal de residuos 7/22 de 8 de abril (BOE 9 de abril).

Pese a que en diciembre de 2021 el proyecto de ley estatal (Ley 7/22) ya estaba en el Senado y se podían conocer las líneas directrices de la misma, el equipo de Barcala Sierra y el concejal de limpieza, Manuel Villar, prefirieron hacer oídos sordos y continuar con la aprobación de un plan local que ya, por mucho que Manuel Villar repitiera como un mantra que cumplía la legalidad vigente, nacía con graves incumplimientos, como así denunciaron las muchas asociaciones vecinales y entidades ecologistas que presentaron sus alegaciones.

¿Qué incumplía el plan local de residuos de Alicante? Pues, entre otras cosas, la obligatoriedad establecida en el Art. 14 del RD 55/19 (Plan integral de residuos de la GVA) de justificar cualitativa y cuantitativamente la elección del método de recogida de residuos, a saber, multiplicar desorbitadamente y sin justificación el número de contenedores.

Nadie niega la dificultad del establecimiento de la recogida de biorresiduos, pero lo que resulta inaceptable es eludir el estudio y el análisis de los problemas que supone la puesta en marcha de ese tipo de recogida. De ahí la importancia, como establece la legislación, de implementar proyectos piloto que servirán para analizar y solventar las dificultades y problemas que puedan presentarse. Además, y de gran ayuda, sería leer y estudiar los resultados de los análisis llevados a cabo por otras localidades en los que ya se ha establecido la recogida de biorresiduos

El Sr. Villar puede repetir hasta la saciedad que todo es legal. Muy bien, quizás estemos equivocados, por eso desde aquí le pedimos, como máximo responsable del área, que nos indique el documento y la página dónde aparece la justificación arriba mencionada.

Por si esto fuera poco —después de haber abonado un precio desorbitado (alrededor de 130.000€) por la redacción del PLR— se aprueba, como todo el mundo esperaba menos el concejal Villar, la ley estatal, que establece, entre otras cosas:

Artículo 25. Recogida separada de residuos para su valorización.

[…]                                 

4. […] se podrá establecer reglamentariamente el porcentaje máximo de impropios […] En el caso de los biorresiduos, el porcentaje máximo de impropios permitido será del 20% desde 2022.

Dificil, por no decir imposible, de cumplir, pues la Concejalía no ha tenido a bien publicar los datos de impropios, quizás porque, de hecho, no existe TODAVÍA una recogida separada de biorresiduos, salvo que el Sr. Villar considere que, con un par de contenedores marrones (el famoso 5º contenedor) para Benalúa (9.000 habitantes, aprox.) y uno para el Barrio del Pla (13.000 habitantes aprox.) está haciendo la recogida selectiva de biorresiduos.

Conviene mencionar, por contextualizar, que los contenedores marrones, originalmente previstos para los grandes productores, es decir, para los establecimientos de hostelería (la conocida red HORECA: hoteles, restaurantes y cafeterías), están puestos sin más, sin que las personas que los tienen a su alcance sepan ni para qué sirven ni cómo se utilizan; amén del abandono de los puntos de compostaje.  

La recientemente aprobada ley de residuos de la GVA (Ley 5/22 arriba reseñada) abunda en esto y establece:

Artículo 27. Planes locales de recogida de residuos domésticos y municipales

2. El contenido del plan local de recogida de residuos domésticos y municipales debe contener […]:

[…]

d) Las medidas y prescripciones para la implementación del modelo de recogida separada de residuos, así como las medidas adicionales para la mejora de los resultados cuantitativos y cualitativos de la recogida separada en origen.

El PLR establece los objetivos teóricos que las experiencias de otras ciudades españolas y europeas y los propios datos contradicen.

Sin embargo, la lógica de la Concejalía es la siguiente: si con x contenedores recogemos un 10% de los residuos aptos para valorización (y sin tener en cuenta los impropios, ¡qué tontería!), multiplicando por 100 el numero de contenedores, multiplicaremos por 100 la recogida. Para reírse a carcajadas si la situación no fuera ya de por sí tremendamente grave y desoladora.

Aunque Epi y Blas lo podrían hacer mejor que la CAL, vamos a explicar por qué esta presunción es completamente falsa y choca con cualquier principio técnico:

1.- Los contenedores de recogida selectiva de residuos están abiertos 24 horas al día, de forma que cualquier persona, intencionadamente o por desconocimiento, puede volcar cualquier cosa en cualquier contenedor. ¿Qué significa esto? Pues que si en el contenedor azul (papel y cartón) introducimos envases de plásticos, la recogida de cartón no es pura, va a llevar elementos que no corresponden a esa categoría, es decir, impropios.

2.- Cuando el porcentaje de impropios supera determinados porcentajes (establecidos por ley) es imposible la valorización de los residuos pues lo que llega a la planta es un amasijo imposible de separar.

3.- Si no hay separación controlada, es decir, si no se puede saber quién ha introducido qué en cada contenedor tampoco se puede aplicar la «fiscalidad verde» que marcan las leyes y las directivas europeas, es decir, «quien contamina, paga» o dicho de otro modo: quien más separa en su casa menos pagará en concepto de la tasa de basura. Si esto no se aplica, que no se puede aplicar a día de hoy, el Ayuntamiento impedirá el derecho de la ciudadanía a la reducción de la tasa de basura en función de lo que separamos.

Adjuntamos también algunas noticias aparecidas en los medios relacionadas con este asunto:

La CAL alerta de que el 80 % del Plan Local de Residuos incumple la legalidad autonómica y deberá solucionarse en menos de un año

Compromís y la CAL instan al bipartito de Alicante a ajustar el Plan de Residuos a la ley autonómica

Coordinadora Alicante Limpia urge a modificar el plan local de residuos para adecuarse a la legalidad


Coordinadora Alicante Limpia (CAL) | NIF: G10624435 | N.R.: CV-01-063080-A

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies